jueves, 11 de agosto de 2011

"Es la bola de cristal..." (8)

   Uno de los más fieles seguidores (desconozco si frecuente, supongo que no…jaja) de este blog y, buena persona al mismo tiempo (va por tí, Jose), nos invitaba a Silvia y a la servidora que viste y escribe a que actualizáramos el susodicho. Creo que no puede vivir sin él jaja. Y, vaticinaba un pronóstico: la próxima actualización llegaría de manos de quién cuyo equipo ganase la Supercopa que se disputa el 14 y el 17 de este mes. Si ganara el Barça Silvia lo haría, si lo hacía el Madrí, Ana. Y nosotras quedamos conformes, fue casi un acuerdo tácito aunque, ya sabíamos el resultado de la propuesta futura: actualizaría yo puesto que existen hartas posibilidades de que el Madrí se lleve el triunfo, al final. Es un equipo más rodado esta pretemporada, que ha ganado músculo y que, a pesar de los conjuntos modestos a los que se ha enfrentado, ha cosechado sobradas goleadas. Porque así son ellos. Porque ellos lo valen.
Galaxy, Chivas, Philadelphia, Hertha de Berlín, Leicester, Guangzhou, Tianjin. Siete han sido los rivales de los merengues en su gira internacional de pretemporada. Todos encuentros amistosos, cierto es, pero el conjunto blanco se ha mostrado como un bloque rápido en el contragolpe y combinativo, fundamentalmente, una vez pasada la línea de medio campo, ya en el área rival. Ahí, en esa zona, el Madrí sigue siendo implacable, sigue abalanzándose sobre sus presas cual león en la sabana, como ya hiciera el curso pasado. Los 27 tantos de esta pretemporada así lo avalan.
   Ese hambre y esa ferocidad vienen refrendadas por las de sus arietes de referencia en estos momentos al igual que en la segunda mitad de la pasada campaña: Cristiano y Benzemá. En esta ocasión, el francés le está ganando la carrera en el Pichichi al portugués por apenas media cabeza en la foto finish: 8 goles en los 7 partidos, mientras que CR7 lleva uno menos, en los mismos encuentros disputados.
El máximo anotador del equipo ha dejado de ser un “lindo gatito” (después de que fuera un tipo inoperante) para convertirse en un 9 más maduro, que está sin que se le espere y cuando menos se le espera (por parte de los rivales, claro) y, que ha ganado en potencia con movimientos en carrera que recuerdan a los de Ronaldo (el brasileño), su ídolo.
También ha ganado en prestancia física (yo por lo menos lo veo más corpulento pero bien armado, no gordo) manteniendo intacta esa calidad técnica que empezó a deslumbrar a la parroquia blanca la pasada campaña. Un dato muy a tener en cuenta es que ya hasta sonríe abiertamente, no como aquella sonrisa tímida del pasado, algo que se pudo comprobar ante el Galaxy cuando agradeció, de esa forma, a Coentrão el pase de gol, su primero de la nueva temporada.
Por cierto, que el nuevo fichaje rubio procedente del Benfica ha hecho méritos para ser respetado por el madridismo gracias a su buen hacer en el mediocentro izquierdo, siendo parte importante en el juego combinativo en ataque del conjunto blanco, como quedó demostrado ante el Galaxy o el Hertha berlinés, por ejemplo. Su juego se nota más cuando otros jugadores como Kaká se desdibujan. En fin, esto ya lo hemos vivido…

   Y no sólo ha habido cantidad y poderío goleador sino también calidad y, mucha. Muestra de ello son tantos como los de CR7: el zurdazo escorado a potería (después de amagos) ante el Galaxy, la falta directa ante el Hertha de Berlín, su hat-trick frente al Chivas o su taconazo errado y aprovechado por Benzemá ante el Guangzhou. Frente a éste, sólo cabe destacar la maravillosa rabona elevada de Di María, que ha vuelto pletórico y en la sintonía del pasado año, como pase al canterano Jesé y el buen hacer de Callejón que apunta maneras y golazos. Ya mencioné al gatito francés y sus detalles técnicos: véase ese cabezazo en carrera ante el Galaxy, su tiro casi al primer toque frente al Hertha o sus asistencias de gol (4) como a Callejón ante el Leicester, abriendo la cuenta goleadora con un quiebro al más puro estilo Ronaldo.
   Ante este panorama llega el primer Clásico (bueno, los dos “primeros”) de esta campaña en apenas 4 días y el Madrí parte como favorito (algo extraño estas últimas campañas) frente a un Barça que está teniendo bajas importantes como la de Xavi o Puyol (ambas por lesión) y, con jugadores que están a medio aterrizar en el mundo real como Messi o Alves después de las vacaciones y, que llegarán justos a la cita, si es que llegan. Un Barça que ha hecho una pretemporada timorata (como su línea defensiva) con derrotas y empates, algo poco propio para un equipo no mortal o, para “el mejor equipo del mundo” que diría el … (rellene el hueco) de Neymar.
Pero nada, Guardiola en sus trece: “En estos casos (estos partidos en estas circunstancias) la cabeza puede con todo”. Pues eso, que utilicen la cabeza los culés mientras el Madrí juega a ganar la Supercopa. Yo lo firmo, como también firmo este post de vuelta y echo por tierra, así, los pronósticos de actualización bloguera de nuestro “fiel”seguidor Jose. :P

5 comentarios:

Silvia R. Taberné dijo...

Hello nena, puse yo también creo que esta Supercopa os la lleváis vosotros, efectivamente tenéis un equipo más rodado mientras que nosotros tenemos bastantes lesionados. Que la disfrutéis, porque una vez que entremos en lo importante, las diferencias no serán tan claras.

Korrecaminos dijo...

No nos podemos fiar de la carita de circunstancias de Pep y los suyos pero desde luego que sin duda la pretemporada blanca es ilusionante, ademas, algún año tendrán que bajar el pistón los culés ¿no?

Un saludo.

Silvia R. Taberné dijo...

ays la carita de Pep, yo le haría feliz :p jajajaja. Bueno, teniendo en cuenta que las pretemporadas sólo sirven para ganar pelas, ya que no creo que jugar contra los chinos sirva para saber el verdadero potencial de ningún equipo... de todas formas, no creo que ganemos, pero bueno, para lo importante estaremos seguro ; )

Ana M. Magaña dijo...

Lo importante es participar, no Silvi? jajaja como dices que estaréis en lo importante de esta campaña que está comenzando...Muy bien, ése es el espíritu, sí señor! jaja. Pues veremos a ver esta noche qué sucede porque un empate a 2 en nuestro campo con la vuelta en el vuestro os favorece mucho y nos complica la vida pero, bueno, confiamos en nuestro potencial válido contra equipos chinos a ver si podemos llevarnois otra copita!;)

Silvia R. Taberné dijo...

Definitivamente mucho sushi es malo, jajajajaja :p