martes, 6 de septiembre de 2011

Neymar, quédate en tu pueblo

Mira que no quería hablar de este chaval al que bastante bombo se le está dando ya desde 'la central lechera'.... pero claro, si tocan a mi Barça una ya se tiene que mojar. Neymar. Su solo nombre ya me produce un especial aburrimiento. Con sus 19 añitos a cuestas (más una enorme cresta), su fanfarronería y su indudable clase para el fútbol, este niño que actualmente 'milita' en las filas del Santos brasileño estaba llamado, según los medios merengues, a ser el nuevo buque insignia del Real Madrid.

Equipo caprichoso donde los haya, el Madrid está dispuesto a gastarse otros 50 kilos (casi más de lo que pesa Neymar) por un chico con calidad, sí, pero tambien bastante voluble, proclive a las tanganas, rapero en sus horas libres de vestuario e icono pop del equipo brasileño. ¿Y de dónde viene el interés? Sencillo, coleccionista de cromos como es Florentino, el Tío Gilito de la 'Casa Blanca' no podía dejar de pujar por el que el mismo Pelé ha reconocido su '"sucesor" y al que (cuidado, viene la gran sorpresa) ya dicen que es 'el nuevo Messi'. Bien, perfecto, todo para ellos, yo se lo regalo hasta con lacito.

Y es que la calidad del chaval es indudable, buen regateador y de goles vistosos, Neymar se luce por los campos de una liga inferior a la española como es la brasileña (no nos vamos a engañar) mientras deja bastante que desear como internacional en su selección. Cierto que es joven, que tiene talento y que está llamado a jugar en un grande como cualquiera de sus compatriotras que pululan por los equipos europeos, calidad tiene y ambición parece que no le falta. Pero el Barça, amigos, es mucho más.

Hasta que demuestre que es el nuevo Pelé o el nuevo Messi, en lo que el chico se revela como un fuera de serie es en el arte de jugar con los dos grandes de España. El Madrid, un Madrid irreconocible, suspira y se arrastra por este chico al que la prensa acólita le dibuja más como un superman del fútbol que como un chaval de 19 años con talento, pero al que todavía le quedan muchas horas de cocina y mucho menos de ego para convertirse en un reputado chef del balón.


Y mientras se habla de cláusulas secretas e ilegales (pues no se puede negociar por un jugador fuera de los mercados de verano o invierno), de cifras astronómicas en cuanto a su sueldo vestido de blanco o de quién saldrá para evitar el 'overbooking' de delanteros blancos, mirad por donde aparece mi amado Barça.


Que Rosell fuera en la otra vida un reputado bailarín de salsa o que le gusten más los carnavales brasileños que mojar pan es algo en lo que no me meto. Pero que tampoco incluya al club. Desde que el actual presidente culé montara sus empresas en este bonito país latinoamericano y fuera el responsable de Nike en Brasil, donde construyó una importante red de relaciones deportivas, se ve que Sandro, ¡ays Sandro!, quiere 'brasilinear' al Barça.


De ahí las informaciones de esta semana que aseguran a un Neymar de azulgrana para 2013 y por 64 millones. Sandro, ¿para qué le necesitamos? Aunque talento tiene, este chico tiene más pinta de ser el nuevo Robinho que el nuevo Messi... ¿y para qué queremos a una copia de Messi si tenemos al original? Con una delantera que asusta formada por Pedro, Alexis, Villa y Messi hay que mirar más por las necesidades que por los gustos personales. Y necesitamos un central.
Hace años que los ojeadores del Barça siguen a Neymar.


Hace tres años que Guardiola, a pesar de su enorme calidad, le desestimó porque en este vestuario cada uno tiene su papel y se acepta ¿Neymar encajaría? ¿O será el nuevo Ibra? Me preocupa más lo que se dice en los mentideros futbolísticos de un Neymar como paño de lágrimas y golpe moral al Madrid ante la marcha de un Guardiola que no termina de acoplarse a la nueva directiva. Me preocupa porque se estaría gastando un dinero que no tenemos en un chico que no necesitamos. Y me preocupa porque tanta samba estaría alejando a un Guardiola al que no se compra a base de ceros en el talonario. Así que, por mí, Neymar que se vaya al Bernabéu o se quede en su casa, pero en el Barça, hoy por hoy, mejor no.

4 comentarios:

Alberto L.Marín dijo...

Neymar debe ir al Barcelona, es la única opción de que el Madrid gane algo. Ese chaval tiene muchos pájaros en la cabeza, es crack actualmente pero no testado en Europa, y ya se sabe que los brasileños caducan pronto, justo cuando conocen los locales de moda de las ciudades. También quiero que vaya al Barcelona para ver cómo As y Marca pasan de poner sus mejores jugadas a resaltar sus fallos, declaraciones o excentricidades. Uno, que es morboso.

Silvia R. Taberné dijo...

No, gracias pero no. Con la ilusión que les hace a la central lechera su cromo nuevo no quiero que el Barça se lo estropee, mejor para los blancos, es muy de su estilo.

Korrecaminos dijo...

Neyma azulgrana YA!!
Un nuevo reto para La Masía jajaja.

Silvia R. Taberné dijo...

Sí, hombre, y darle ese disgusto a vuestro Ser Superior y al hombre del dedo, quita, quita. Es normal que el chico quiera venir al mejor equipo del mundo, pero tendrá que conformarse con el Madrid, jajaja