martes, 3 de mayo de 2011

Impossible is Nothing

Impossible is Nothing. Disculpen que haga un poco de publicidad pero realmente no es tanto así, puesto que ni cierta marca deportiva me paga nada y, sobre todo, porque este lema, para la que escribe este post, no tiene un sentido comercial ni marketingniano. Es un lema vital, una frase y un significado que se me han grabado a fuego en mi cuerpo (ya llegará el tatuaje, ya), en mi espíritu y en mi mente.
   Evoca la lucha, la entrega, la fe, el volver a levantarse pese a las duras caídas y el espíritu del superviviente que piensa que no hay montaña lo suficientemente alta, no hay valle lo suficientemente profundo ni río lo suficientemente salvaje (como diría la canción de Marvin Gaye) que le alejen de sus sueños. Impossible is Nothing. Impossible is Nothing. Impossible is Nothing. ¡Qué bien suena!
   
   Esta noche le presto este lema tan universal, el pensar que todo es posible, a mi equipo del alma en el definitivo enfrentamiento de Champions frente al Barça. Realmente el Madrí siempre ha tenido este lema bien interiorizado, mucho antes de que su patrocinador lo lanzase comercialmente. Es una de las señas de identidad de este club, de esta institución. El Real Madrid ha conseguido labrarse una historia tan grande gracias a su buen hacer, sus grandes jugadores y a ese espíritu de lucha. Sí es cierto que en las últimas campañas se ha echado mano demasiadas veces del asunto de la casta y el orgullo y, el madridismo ya está un poco cansado.e Un poco cansado de tirar del carro, de dar un plus más, de los arreones finales, de intentar y muchas veces conseguir (últimos partidos de la campaña de la segunda Liga de Capello en el 2007, por ejemplo) en las postrimerías. Esta temporada también ha sucedido esto y esta noche ese plus, ese darlo todo, ese Impossible is Nothing en la vuelta de las semis es más necesario que nunca.

En bastantes ocasiones no ha salido bien, por ejemplo, el sábado pasado frente al Zaragoza en nuestro campo, pero es que es muy mala costumbre (otra que tenemos bastante interiorizada desde hace años) el tirar una de las mitades de los partidos, sobre todo y normalmente, la primera en la que muchas veces partíamos ya de un resultado desfavorable para coger fuerzas de flaqueza en la segunda parte. Eso sucedió el sábado. Y desaprovechamos una gran ocasión para recortarle puntos al líder, que también, cosas del destino, perdió horas después. En fin. De nada sirve hacerse mala sangre, sobre todo hoy con lo que nos jugamos. Focalicemos. Centremos energías. Armemos una Onda vital.
   
Pero, permítanme, antes de seguir centrando energías para esta noche, hacer unos apuntes que no puedo callar. Ya se sabe, mejor fuera que dentro. La pasada semana fue nefasta para el Madrí y el Madridismo, eso es innegable y, en lo personal, tampoco fue de las mejores así que no me manifesté en éste, nuestro blog, como es menester, sobre lo que ocurrió.
   
   No he escuchado casi, ni leído prácticamente nada sobre las consecuencias de lo que en la noche de autos del miércoles sucedió en el Bernabeu. Estoy bastante harta de tanto Clásico. Estoy bastante harta de que pase lo que pase uno deba estar callado y no poder quejarse o decir lo que piensa. Yo también me pregunto: ¿POR QUÉ? echaron a Pepe, cargándose todo el planteamiento táctico del conjunto blanco y decidiendo el partido, a fin de cuentas. Con esto, también he de decir, porque no es óbice y una cosa no quita la otra, que pienso que Mou se equivocó y no supo reaccionar después de lo de Pepe. En mi opinión debiera haber sacado la artillería ofensiva con Higuaín, Benzemá y Kaká porque necesitábamos gol, sobre todo pensando en la difícil vuelta en el Camp Nou y, aunque el portugués admitiera en la rueda de prensa posterior que pensaba contener en la primera mitad y llegar al contragolpe más ofensivamente en la segunda (algo que ya sabíamos todos por los choques previos), le salió mal. No contaba con los factores externos que pueden darse. Pudiera haberse lesionado Pepe, en vez de ser expulsado pero, no sucedió. Y, aún así, hubiéramos tenido, probablemente 11 tipos en el terreno de juego. De igual a igual. De Tú a tú.
   
Pero, en este caso el factor externo fue Wolfgang. ¡Ay, Wolfang, Wolfgang! Sabes que la has liado y sabes que posiblemente hayas cometido uno de los errores que más cargo de conciencia te va a dar, si es que la tienes, claro…porque has inclinado mucho la balanza a favor d un equipo y eso, como árbitro, no puede hacerse. Debiera pasar desapercibido y ser imparcial. Pero quisiste ser protagonista porque creíste que era bueno alimentar tu ego ante tantos espectadores. Pues te puedo decir dónde puedes seguir alimentando tu ego… (fill in the blanks)
  
   En fin, en esa rueda de prensa posterior eché de menos algo de autocrítica de Mou, porque el Madrí no me gustó. De hecho, fue el peor de los 3 partidos que hizo el conjunto blanco, peor que el de Liga que a mí sí me gustó. Dicho esto, me sigo preguntando: ¿Por Qué? No sé si haya conspiraciones, no creo. No creo que Mou lo piense tampoco. Opino que en la rueda de prensa famosa echó mano de su mucha ironía (igual que cuando dijo que el Madrí no remontaría…algo que tampoco me gustó que dijera aunque puede que se debiera al ataque de ironía) y mala leche y argumentó hechos probados (actuaciones arbitrales pasadas en Champions, fallos muyyy graves a favor blaugrana) aunque quizá de una manera desmesurada. Pero yo también tendría la conciencia más tranquila si hubiera ganado una Champions sin errores arbitrales clamorosos. No es un criminal pero estará vigilado por gente de la UEFA en la grada o dónde sea que lo coloquen como si lo fuera. Esto parece un estado marcial. Muy heavy y lamentable.

Pero eso tampoco nos va a distraer de lo que el Madrí tiene que hacer hoy que es salir a darlo todo, pase lo que pase.
   
Para rematar, aunque podría estar repartiendo estopa mucho tiempo pero sólo entonaré una queja más, que para eso estoy en mi derecho. Estoy harta y más que harta de que aquellos que utilizan siempre los argumentos victimistas a la par que encubiertos de la territorialidad (luego los que ponemos excusas somos el resto), los que hablan de las “centrales lecheras” tolón-tolón, los que van de humildes pero luego se comportan como pandilleros amedrentando árbitros o a quiénes se pongan por delante, citándolos en la calle después. Los que calientan partidos en las previas pero critican al rival por hacerlo. Harta de aquellos que hacen más teatro de los sueños que en Old Trafford como Busquets (al que le gusta irse de la lengua con adjetivos poco bonitos, por decirlo de alguna manera… ¿La UEFA no perseguía el racismo y era adalid con campañas tan aparentes?…en fin…) y Alves, que son viejos conocidos en estas lides, a las que ahora se suma Pedrito.

Y, como puntilla de mi hartazgo, ESTOY MÁS QUE HARTA de que algunos quieran imponer SU idea de fútbol como si fuera LA idea que debe llevarse a cabo. Eso es totalitarismo, señores. LA IDEA ÚNICA. Hay libertad de expresión, de pensamiento y de elección y cada equipo y cuerpo técnico eligen el sistema de juego QUE LES DA LA GANA. A ver si lo entienden y lo respetan en las pobres tierras sometidas por el Estado Español…JÁ.   


En fin, que esta noche puede pasar de todo: puede que nos metan 3 y nos volvamos para casa o que remontemos y nos clasifiquemos para la Final de Wembley. Es difícil, lo sé, pero no se puede dar por muerto a una entidad como el Madrí que ha demostrado conseguir lo impensable cuando nadie daba un duro por él. Aunque sea en el Camp Nou, “90 minuti son molto longo” y el Barça va a sufrir para rematar a un equipo que va a darlo todo y salir a por todas esta noche.

Porque esta noche, más que nunca, Impossible is Nothing. ¡¡¡HALA MADRÍ!!! J





3 comentarios:

Korrecaminos dijo...

Esta noche está claro que, o nos pasan por encima o que van a sufrir lo indecible para pasar. Un golito en los primeros diez minutos para los intereses blancos y te digo yo que el olor en el Camp Nou sería insoportable.

¡¡¡Hala Madrí!!!

Harvard City dijo...

Pues ni en los primeros 10 minutos ni en los 45 de la primera mitad. Ni un solo tiro a puerta del Madrid, ni uno solo de Cristiano en todo el partido. Sólo el orgullo de maquillar la eliminatoria pemitió a Marcelo marcar uno. Después de eso, nada de nada. Valdés no tocó un solo balón con la mano. Ahora, el que tocó con el pié inició la jugada maestra del 1-0. Misión imposible remontar, por culpa de los árbitros para el madridismo, por falta de planteamientos ofensivos para los que entienden un poco de lo que va esto. Y encima dicen que a ellos les daría vergüenza ganar así una Champions. Ya

Silvia R. Taberné dijo...

Yo no sé si como a Sergio Ramos, también a Mou hay que explicarle de qué trata cada partido que juega. Como dice Harvard City nada de juego ofensivo, necesario si se supone quieres remontar un 0-2 y dejar que al pobre de Juanito se le llame en vano. Pero ¿qué se volvió a ver? en prácticamente todo el partido una defensa de 4 y un medio campo de 5. Así, las ocasiones frustradas solo por Casillas se sucedían, mientras Valdés podía estar firmando autógrafos si quería. Sí, por lo menos están contentos por haber conseguido un empate. Me alegro entonces, quien no se consuela es porque no quiere...